viernes, 22 de mayo de 2020

A touch of european class


En ocasiones anteriores se ha comentado aquí que es difícil informar y estar informado sobre Europa: Las cadenas de radio y televisión y los periódicos son nacionales. 

La crisis económica de 2008 obligó a reducir la red de corresponsales y, cuando estos envían sus crónicas desde Bruselas u otras capitales europeas, están pensando en los intereses nacionales de sus lectores.

Parece que la pandemia está comenzando a cambiar este panorama. En dos direcciones: por un lado, estos días encontramos informaciones que abusan de las comparaciones y parecen fomentar las rencillas entre países europeos: "Francia supera a España en número de fallecidos...", "El Reino Unido supera a Italia y ya es el país con más muertos de Europa", "Rusia adelanta a España...", "Italia, caballo de Troya chino en Europa".

Pero hoy vamos a mirar en la otra dirección. Por ejemplo, el programa Más Vale Tarde que, conducido por Mamen Mendizábal, emite La Sexta de lunes a viernes, de 17:25 a 20 horas. Se trata de un magacín de temas tan variados como el precio de la luz o la gasolina, actualidad política y económica, el tiempo, el estado de las playas, sucesos...



Los que siguen habitualmente el programa habrán observado que, con motivo de la cuarentena,  MVT ha incorporado nuevos colaboradores: Enrique Oltra (Lisboa), Leticia Fuentes (París), Alberto Fernández (Bruselas), Mari Luz Moraleda (Berlín), Ángeles Conde (Roma) o Celia Maza (Londres). Sus informaciones, aunque breves, son importantes para ver cómo combaten la epidemia y el confinamiento nuestros vecinos europeos y para contrastar las medidas que se toman aquí.

¿Se han caído del caballo y han visto ahora  la luz europea los directivos del programa?

No lo creo. Mamen Mendizábal obtuvo en 2016 el Premio Madariaga de periodismo europeo otorgado por la Asociación de Periodistas Europeos (APE) "por ejercer un periodismo responsable y comprometido con la realidad de las instituciones comunitarias".

Han sido necesarios cuatro años y una pandemia con su correspondiente cuarentena, durante la que la información del coronavirus ha sido prácticamente monográfica, para que los responsables del programa se decidan a poner  en marcha estas conexiones con las capitales europeas, un toque de distinción frente a programas de la competencia como Todo es mentira.

-----------------

Noticias relacionadas:

- Un semanario holandés acusa a Italia y España de "vagos" mantenidos por el norte


lunes, 11 de mayo de 2020

Portugal, más allá de las recetas de bacalao

"Hace catorce años que vivo el auténtico martirio de tener que dar recetas de bacalao", decía Nuno Ribeiro, corresponsal del diario Público en Madrid, en el libro Vaya país! (2006:165). Con estas palabras, Ribeiro se quejaba del desconocimiento, de la desconfianza y de los tópicos que alimentan las relaciones entre portugueses y españoles.

Han pasado 14 años y poco han cambiado las cosas.

Tal vez la pandemia sea una buena ocasión para que los españoles comencemos a mirar de otra manera a Portugal, que  ha pasado en menos de una década de ser un país rescatado por la troika a recibir elogios por la gestión de la crisis del coronavirus: sus tasas de contagio y defunciones son bastante más bajas que las de Francia, Alemania, España, Italia...y ahora Reino Unido.

Este éxito no es casual. Portugal lleva unos años abriéndose paso en la esfera internacional y ganando prestigio en la UE. Si hubiera que poner  fecha a ese giro de Portugal, esa sería el 26 de noviembre de 2015, día en el que el socialista António Costa se convirtió en Primer Ministro de Portugal tras una moción de censura, con el apoyo del Bloque de Izquierda y PCP, para poner fin  a la política de austeridad del gobierno conservador de Passos Coelho.

      António Costa, Primer Ministro de Portugal (AFP)

António Costa nombró Ministro de Finanzas a Mário Centeno (Olhào, 1966) que diseñó un plan de choque (subida del salario mínimo, eliminar impuestos extra de la crisis, reponer los recortes a los funcionarios) al mismo tiempo que mantenía los compromisos adquiridos con Europa (entre otros, reducir el déficit público). El éxito de su programa ha sido tan rotundo que, desde diciembre de 2018, Centeno ha pasado a presidir el Eurogrupo.

         Mario Centeno (Foto: Consilium)

Pero Centeno no es el único representante portugués en las instituciones europeas. Elisa Ferreira (Oporto, 1956) está a cargo de la cartera de Cohesión de la Comisión Europea. Desde su departamento se podrá en marcha pronto un "Fondo de Reconstrucción Económica", también llamado Plan Marshall europeo, para reactivar la economía europea tras la cuarentena.

           Elisa Ferreira

Más allá de las instituciones europeas, António Guterres (Lisboa, 1949) es, desde enero de 2017, Secretario General de Naciones Unidas, tras haber ejercido como Alto Comisionado de ACNUR (2005-2015), bajo la dirección de Ban Ki-moon. Firme partidario del multilateralismo, las fricciones con Trump han sido frecuentes. En 2019 recibió el Premio Carlomagno.


         António Guterres, Secretario General de la ONU

Naturalmente, esta proyección internacional no sería posible sin otras dos figuras importantes de la política en Portugal: Rebelo de Sousa y Rui Rio.

       Rui Rio y Antonio Costa. (Foto: António Cotrim. EFE)

Marcelo Rebelo de Sousa (Lisboa, 1948) es Presidente de Portugal desde marzo de 2016. En pocas palabras: se trata de de un político "atípico" que, después de romper todos los moldes de una campaña política tradicional, llegó andando al Parlamento para ser investido Presidente.

Rui Rio (Oporto, 1957) es el líder de la oposición y ha ofrecido su apoyo al gobierno en los siguientes términos: "Señor primer ministro, cuente con nuestra colaboración. Todo lo que podamos, ayudaremos. Le deseo coraje, nervios de acero y mucha suerte. Porque su suerte es nuestra suerte".

Qué envidia!


----------------

Noticias relacionadas:

Vítor Constâncio, vicepresidente BCE (2010-2018)
- Iberismos
- Diez títulos imprescindibles de las letras portuguesas del siglo XXI
- Mantel, clases y pastelería: los portugueses vuelven a disfrutar de la vida en la calle
- Cova da Moura: El alma criolla de Europa
- Portugal, una sociedad avanzada