domingo, 3 de enero de 2021

Brexit y Erasmus

 El pasado 24 de diciembre, Reino Unido y la UE llegaron a un nuevo Acuerdo para dar carpetazo final a un Brexit interminable e iniciar una nueva etapa en sus relaciones.

Ha sido después de más de cuatro años de negociaciones  en los que hemos visto casi de todo: la dimisión de dos primeros ministros británicos (David Cameron y Theresa May), un primer acuerdo entre Londres y Bruselas en 2018 rechazado en tres ocasiones por el Parlamento Británico, cambios de líder tanto en el partido conservador como en el laborista, dimisiones de ministros y diputados, la participación británica en las elecciones a un Parlamento Europeo tres años después del Brexit...

             
Al final, todos parecen aliviados con la firma de este Acuerdo. Boris Johnson, porque ha cumplido con su palabra de no alargar las negociaciones más allá del 31 de diciembre. Los negociadores europeos, con Ursula von der Leyen y Michel Barnier a la cabeza) porque han evitado un Brexit "duro" que trastocaría aún más la crítica situación que atravesamos los europeos con la pandemia.

Las próximas semanas y meses, tal vez los expertos nos aclaren los pros y los contras de este Acuerdo, pero una primera impresión no puede ser optimista: "El acuerdo no está en consonancia con nuestros lazos históricos", afirmó Michel Barnier en una alusión directa a la negativa británica a continuar en el Programa Erasmus.

Un Programa en el que Reino Unido ha participado desde su puesta en marcha en 1987, que han seguido más de cuatro millones de estudiantes europeos, muchos de ellos británicos. Tan solo en el curso 2017-2018 se beneficiaron de estas becas 340.000 estudiantes, de los cuales casi 32.000 solicitaron estudiar en universidades británicas, y 17.000 británicos estudiaron en otras universidades europeas.

Aparte de reafirmar una supuesta soberanía universitaria, podríamos preguntarnos qué beneficios espera obtener Boris Johnson de una decisión que a los españoles nos recuerda otra de Felipe II...¡¡¡en 1559!!!

----------------  

Noticias relacionadas:

- La locura del Erasmus (un retrato del Brexit)

- Londres niega el estatus diplomático al embajador de la UE



9 comentarios:

  1. Hay un personaje que ha sido muy activo en todo lo que se refiere al Brexit y que no he citado...porque ha desaparecido del mapa y no sé a qué se dedica ahora: Nigel Farage. Tal vez en otra ocasión...

    ResponderEliminar
  2. Amigo Emilio, esos britanicos si sin los reyes del chalaneo de acero, cansan al mismisimo dios y no sienten ningun desdoro en desdecirse y echar marcha atras en cuanto les conviene.
    Todo por la Patria! La suya, dicen.
    A ver, que nos expliquen con todo lujo de detalles los supuestos BENEFICIOS de este acuerdo.
    Tu informate y nos dices.
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Igoa. No me extrañaría que Barnier y von der Leyen hayan terminado por firmar...por aburrimiento! Y es que en esos casi 5 años han mareado la perdiz de lo lindo.
      Supongo que ya irán saliendo a la luz esos beneficios. Dicen que ellos buscan su "soberanía", no depender de las decisiones de Bruselas. En realidad no es algo nuevo porque ya habían rechazado el euro, Schengen, la Europa social...por el mismo motivo.
      Pero vaya, que si no les va bien, no tardarán en pedir su reingreso. Yo no pondría más que una condición a su regreso: que sea con todas las de la ley, sin imponer condiciones y en igualdad con los demás.
      Bss

      Eliminar
  3. Pero no dudes, querido Emilio, que este acuerdo del día de nochebuena deja una sensación de felicidad. Felicidad alcanzada después del hartazgo que ha provocado una negociación tan larga. Una negociación que comenzó el día en que Cameron convocó el referéndum que no era otra cosa que dar un batacazo a la tan cacareada globalización. En este dispendio 'globalizatorio' vislumbraron los ingleses su oportunidad, al menos, los que nunca la entendieron.
    A mí, personalmente, este Acuerdo del 24 me ha producido tranquilidad, no porque sea beneficioso para las partes sino porque deja las cosas más claras para un cierto progreso: el que cada parte pueda alcanzar.
    ¿Erasmus?. A quien le va a importar que la juventud que pueda venir sin él sea más retrógrada y ensimismada. A nadie.
    Malditos políticos!!. Maldita ignorancia!!. Maldita democracia de palurdos (aunque sea el mejor de los sistemas)!!.
    Dale pan al perro y le mantendrás moviendo el rabo. Pues eso. Eso les ha pasado a los ingleses. Les deseo todo lo peor. Ojalá consigamos que toda 'la mierda' que van sembrando, se les vuelva convertida en un estancamiento económico y en míseros brotes de disgregación. Dícese, Escocia.
    Un abrazo, querido Emilio.

    ResponderEliminar
  4. Pues si te digo la verdad, Blas, a mí no me tranquiliza demasiado este acuerdo que tiene mucha letra pequeña y habrá que desmenuzar y digerir en los próximos años.
    Todo esta etapa de los cuatro años y medio de Brexit ha sido muy triste para Europa. Particularmente, cuando he estado en un grupo o en una asociación, nunca me ha gustado que echen a nadie (a veces me han echado a mí). Creo que "salir de /echar a" es un fracaso colectivo. En este caso, de GB y UE que no han sabido evitar esta situación que arrastra desde muy atrás. Tal vez alguno se acuerde ahora de De Gaulle, que se opuso al ingreso de GB.
    En cuanto a Erasmus, me gustaría saber los motivos de Boris. Supongo que lo verá como un "arma de propaganda de la UE" o algo por el estilo. Sepa dios que se le pase por debajo de su rubia cabellera.
    Como ves, podíamos seguir conversando. El tema no se agota. Supongo que saldrá a relucir cuando vayamos conociendo nuevos detalles
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Buenos días, Emilio. Ya veremos los resultados de este "divorcio" en ambas partes. Cansa ya tanta tontería como tienen...A mí me da la impresión y por lo que algunos ingleses que viven en España, que tienen las de perder; respecto a Erasmus, hay muchos otros destinos para los estudiantes españoles y los británicos se buscarán intercambios con ¿EEUU?
    Con su pan se lo coman (por cierto, que pan más malo tienen...)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo no tengo tan claro, Mercedes, que los británicos lleven las de perder. No son tan tontos y además, todavía queda por desarrollar un aspecto muy importante del Acuerdo: el sector servicios.
    Por lo pronto, han conseguido eliminar las aduanas para las mercancías y crearlas para las personas: Es lo que siempre han querido, alcanzar un área de libre comercio y rechazar todo lo demás
    En fin, como tú apuntas...¡Ya se irá viendo!

    ResponderEliminar
  7. Poe enésima vez, los británicos quieren ir a lo suyo. Me temo que en no mucho tiempo se arrepentirán de la decisión tomada. O no, porque estos británicos con tal de dar la nota...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora ya tiene la oportunidad de hacer lo que les venga en gana...sin molestar al resto de la UE. Ahora lo que tenemos que ver es si la UE es capaz de avanzar sin esa rémora...o era solo un pretexto para no avanza

      Eliminar