viernes, 22 de mayo de 2020

A touch of european class


En ocasiones anteriores se ha comentado aquí que es difícil informar y estar informado sobre Europa: Las cadenas de radio y televisión y los periódicos son nacionales. 

La crisis económica de 2008 obligó a reducir la red de corresponsales y, cuando estos envían sus crónicas desde Bruselas u otras capitales europeas, están pensando en los intereses nacionales de sus lectores.

Parece que la pandemia está comenzando a cambiar este panorama. En dos direcciones: por un lado, estos días encontramos informaciones que abusan de las comparaciones y parecen fomentar las rencillas entre países europeos: "Francia supera a España en número de fallecidos...", "El Reino Unido supera a Italia y ya es el país con más muertos de Europa", "Rusia adelanta a España...", "Italia, caballo de Troya chino en Europa".

Pero hoy vamos a mirar en la otra dirección. Por ejemplo, el programa Más Vale Tarde que, conducido por Mamen Mendizábal, emite La Sexta de lunes a viernes, de 17:25 a 20 horas. Se trata de un magacín de temas tan variados como el precio de la luz o la gasolina, actualidad política y económica, el tiempo, el estado de las playas, sucesos...



Los que siguen habitualmente el programa habrán observado que, con motivo de la cuarentena,  MVT ha incorporado nuevos colaboradores: Enrique Oltra (Lisboa), Leticia Fuentes (París), Alberto Fernández (Bruselas), Mari Luz Moraleda (Berlín), Ángeles Conde (Roma) o Celia Maza (Londres). Sus informaciones, aunque breves, son importantes para ver cómo combaten la epidemia y el confinamiento nuestros vecinos europeos y para contrastar las medidas que se toman aquí.

¿Se han caído del caballo y han visto ahora  la luz europea los directivos del programa?

No lo creo. Mamen Mendizábal obtuvo en 2016 el Premio Madariaga de periodismo europeo otorgado por la Asociación de Periodistas Europeos (APE) "por ejercer un periodismo responsable y comprometido con la realidad de las instituciones comunitarias".

Han sido necesarios cuatro años y una pandemia con su correspondiente cuarentena, durante la que la información del coronavirus ha sido prácticamente monográfica, para que los responsables del programa se decidan a poner  en marcha estas conexiones con las capitales europeas, un toque de distinción frente a programas de la competencia como Todo es mentira.

-----------------

Noticias relacionadas:

- Un semanario holandés acusa a Italia y España de "vagos" mantenidos por el norte


4 comentarios:

  1. No sigo ese programa de Mamen, porque me espantan esos programas 'pastiche' (que tratan todo tipo de temas, bajo el filtro de la tarde 'para todos'). No se que decirte: que me alegro que saquen informaciones sobre Europa, aunque supongo no entren en temas densos.
    El público de tarde creo quiere distracción y entretenimiento.
    Y es verdad, en este baile de cifras, todas las informaciones caen en la trampa de las comparaciones.
    (Voy a ver si te contesto en mi 'blog').
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la razón, Blas, en lo de "la tarde para todos" y en que no tocan temas densos de Europa. Casi que prefiero que así sea porque uno de los problemas de la información europea como tú bien sabes es la complejidad y la densidad de unos temas que echan "patrás" a la gente.
      A la gente le das un móvil y a los tres días te hacen virguerías, pero no trates de explicarles la mecánica interna de sus procesadores, las ventajas de los nuevos materiales o la posibilidad de ser espiados, etc. Deberíamos hablar de Europa desde las cosas que (nos) pasan todos los días. Y ahora lo que nos está pasando es el coronavirus. Unos días tocan desde las capitales europeas cómo viven la reclusión, otro día la desescalada, la vuelta a cole...
      Teóricamente, el público de tarde quiere distracción y entretenimiento, pero durante la cuarentena ese público se ha ampliado (ya no son solo "los viejos") y los temas rondan en torno al virus, un tema poco distraído y entretenido.
      Me parece bien que los medios comparen si en Francia o en Bélgica los niños van a la escuela y en España no. Lo que no parece de recibo son esas comparaciones odiosas de los titulares.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola Emilio! Aqui estamos saturados de virus, al derecho y al reves. Pongo Aljazira y siguen; los TV5, mas de lo mismo; CNN, ni te digo;BBC, con su excentrico en accion... Solo nos falta la TV de Espana.
    Ahora por todos los sitios aparece Espana intentando atraer turistas a sus playas mediterraneas y Canarias prometiendo el oro y el moro.
    Sera que van a tirar los precios?
    Los alemanes no estan muy convencidos de la capacidad de Espanan de garantizar la proteccion, desinfeccion, inmunidad...
    Bsss

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, Igoa, el virus no es un asunto local, provincial o nacional: ha rebasado fronteras y se ha convertido en mundial. Veo normal que la CNN, la BBC, etc. hablen del virus. Lo que no me parece normal es que hablen las 24 horas del día. Es lógico que ahora se se hable de los "efectos psicológicos" de la pandemia: el personal ha estado primero aterrorizado por un posible contagio y ahora tiene miedo de volver a salir a la calle...¡cualquiera nos entiende!
    En cuanto a las playas, la crisis está dejando bien claro que somos un país dependiente de un turismo estacional de sol y playa. El otro día el ministro Garzón dijo algo así y casi se lo comen con sopas.
    No sé si todos los alemanes están convencidos de la escasa capacidad de España. Lo cierto es que algunos de ellos han "exigido" hace casi un mes ( en plena pandemia) que se le permita tener acceso a sus casa de vacaciones, por ejemplo en Mallorca.
    Un abrazo

    ResponderEliminar