domingo, 17 de julio de 2016

La Guerra Civil sigue siendo tabú

Con motivo del 80 aniversario del Golpe de Estado que inició la Guerra Civil española (1936-1939), se están publicando estos días cientos de artículos, se reeditan artículos de la época y se publican nuevos libros.

No podía ser de otra manera: La Guerra Civil -un tema tabú del que aún nos quedan muchos interrogantes por aclarar- no sólo ha marcado la vida de nuestros abuelos, la de nuestros padres y, en distinto grado, la nuestra y la de nuestros hijos. 

En 1936, la tragedia se instaló entre nosotros: padres republicanos enfrentados a hijos falangistas que, después de combatir en la División Azul y tras los "25 Años de Paz" vieron cómo se desmoronaba la Dictadura y tuvieron que enfrentarse a sus hijos, enrolados ahora en el PCE.




Hasta la Constitución de 1978, ese tabú pudo tener una justificación: En público no se podía hablar del tema y las familias no querían transmitir a sus hijos el odio y el rencor de la guerra ni hablar de la represión, el hambre y el exilio de la posguerra.

El problema es que ese "pacto de silencio" se viene prorrogando desde la Transición hasta nuestros días...a pesar de que el tema ya puede ser abordado en los medios de comunicación y en la escuela.

En un comentario a uno de los artículos publicados estos días se decía: "El Problema es que los programas educativos y los libros de texto no explican la historia como fue, porque seguimos gobernados por los herederos del franquismo".

Lo de los herederos del franquismo es cierto. Por eso en los programas educativos, el número de horas dedicado a Historia es cada vez más reducido. Por ejemplo, para Selectividad, antes había un examen de Historia y otro de Filosofía. En las últimas convocatorias, después de recortar "hasta el infinito y más allá" los programas, el alumn@ podía elegir entre ambas.

En cuanto a los libros de texto, muchas editoriales no se quieren meter en berenjenales: Te cuentan, eso sí, fechas, datos y actores principales de la tragedia...pero de forma un tanto aséptica. Además, a "La España del franquismo" le ocurre lo mismo que a la Unión Europea: Parece que los han puesto aposta  como los últimos temas de unos programas tan recargados que en ocasiones ni se tocan en clase.

------------
Artículos y noticias relacionadas (publicados después):

- 18 de julio, cambio del curso de la historia
-  Primeros instantes del golpe
-  27 nombres después de 40 años
- La guerra española en el reñidero de Europa



15 comentarios:

  1. Es un tema que todavia sigue sin cerrar. ¡¡A estas alturas!!
    Y es triste que asi sea pues mientras no se cierre definitivamente creo que España seguirá dividida en dos: la de izquierdas y la de derechas. El PP es culpable de poner continuas trabas al respecto

    ResponderEliminar
  2. Con el "abrazo de Vergara", Espartero y Maroto pusieron fin, justo 100 años antes (1839), a la I Guerra Carlista. Se ve que ellos eran más civilizados y que vamos "patrás", como los cangrejos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Emilio. No sólo está el tabú entre gente de nuestra edad y mayores, hay gente joven que no quiere saber nada de esa época; por otra parte, leyendo algunos artículos estos últimos días he podido comprobar la sinrazón de los extremos igual que hace 80 años.
    Es bueno que cada vez se publique más sobre el tema y he visto como en Estados Unidos hay estudiosos y descendientes de españoles muy interesados en el tema, en esclarecer todo, analizar las causas y consecuencias de manera minuciosa, divulgarla...Por supuesto, el tema de la memoria histórica (o desmemoria que es lo que muchos parecen querer, dejar en el olvido lo que debe ser inolvidable), prácticamente en el baúl de los recuerdos y con actuaciones poco significativas y a veces anecdóticas aunque no por ello innecesarias gracias al desinterés de la derecha y a la tibieza del resto. ¿Conoces una web que se llama "Todos los nombres" relacionada con las víctimas del franquismo? Es de la CGT y es muy interesante. Bueno, un abrazo y gracias por tu artículo. Mercedes.

    ResponderEliminar
  4. El campo de la Guerra Civil es tan amplio, Mercedes, que cada día uno descubre -a pesar de haber estudiado el tema a fondo- cosas nuevas. Por ejemplo, no conozco la web que mencionas, pero en cuanto termine este comentario la estoy mirando. Lo mismo ocurre con las nuevas publicaciones: Si hay algo interesante de esos estudios en EEUU no dudes en decirmelo.
    En cuanto al tabú intergeneracional, no me extraña que a una parte de las nuevas generaciones (y no lo digo por las del pp) no se sientan interesadas por el tema. Muchas veces aplican lo del "no me cuentes batallitas". Y en parte llevan razón: ¡cuántas veces he intentado hablar con testigos directos y cuántas veces se pierden -voluntaria o involuntariamente- por las ramas!
    Un abrazo merhum y gracias por pasarte!

    ResponderEliminar
  5. De tu brillante exposición sólo querría matizar una cosa, querido Emilio. Estamos gobernados por los hijos del franquismo, cierto. Pero muchos de esos hijos también han sido, y algunos siguien siendo, dirigentes del PSOE provenientes de familias del régimen.

    Aquí sólo unos ejemplos entre muchos:
    Antepasados franquistas en el PSOE

    ResponderEliminar
  6. De los ejemplos que se muestran en tu enlace, algunos son más o menos conocidos, como los de Griñán, Chaves, Cebrián, Bono...Pero si te digo la verdad, la foto de Felipe González de falangista es la primera vez que la veo: Todo un poema!

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Ya sabes, Fernando: no hay nada peor que la fe del converso. Pero si seguimos rebuscando, seguro que encontramos casos como el de Vidal...y peores!

      Eliminar
  8. Creo que ya había comentado este 'post' aunque erróneamente. Siempre leí guardia civil en vez de guerra civil. Estoy ya un poco gilipollas !perdón!. Ahora, releído, creo que tienes razón. Los últimos acontecimientos son a veces enseñados a las jóvenes generaciones como de pasada. Poca profundidad y versiones trasnochadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja! Buen lapsus amigo Blas. Será verdad aquello de "quien algo teme..."
      En cuanto al fondo de la cuestión, es una pena ese "de pasada". Parece que vivimos en un mundo al revés en el que lo trivial es lo que importa (y viceversa).
      Un abrazo: emilio

      Eliminar
  9. Creo que ya había comentado este 'post' aunque erróneamente. Siempre leí guardia civil en vez de guerra civil. Estoy ya un poco gilipollas !perdón!. Ahora, releído, creo que tienes razón. Los últimos acontecimientos son a veces enseñados a las jóvenes generaciones como de pasada. Poca profundidad y versiones trasnochadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Asi es, Emilio.Seguimos en el "secreto", en el mejor de los casos, si no en clara apologia de la "cruzada", y los OTROS, por delicadeza y respeto!!! pues no quieren abrir las llagas. Dicen!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Pues ya va siendo hora, Igoa, de acabar con los secretos, de abrir archivos cerrados y de contar las cosas tal como fueron. No sé si hay otros países en los que el desconocimiento y la manipulación de la historia alcancen estos niveles.
    Gracias por la visita y un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Yo si tuve la suerte de conocer las historias de la guerra incivil en sus multiples versiones. De la gente viva y medio muerta que la vivió y como la paso. Nada de papelajos y documentos de los pocos que sabían leer ó escribir. Esa es otra historia.
    Y hay errores monumentales como clasificar de izquierdas y derechas, republicanos y fascistas etc etc.
    He dicho guerra incivil. Y eso es de gente ignorante y sin civilizar. Quiero decir que a nivel "calle" se entiende perfectamente estudiando las burradas sin leer las firmas de autores. Porque son iguales las unas y las otras.
    Desde luego es una memoria pendiente de revisar, pero desde luego sin prejuicios. Creo

    ResponderEliminar
  13. Crees bien, Carlos. Ya tuvimos la historia con prejuicios durante 40 años y revisarla con prejuicios no nos conduciría a ninguna parte: dentro de otros cuarenta años, otros vendrían a echarlos por tierra...
    Dicho esto, creo que somos el único país de Europa que no ha tenido "narices" de afrontar sin miedo su propia historia y es que parece que nos da igual 8 que 80.

    ResponderEliminar