miércoles, 19 de septiembre de 2018

La Comisión Europea propone suprimir el cambio de hora


"Hoy, la Comisión Europea propone suprimir el cambio de hora. Tal como exige el principio de subsidiariedad, son los  propios Estados miembros quienes deben decidir por sí mismos si sus ciudadanos se rigen por el horario de verano o por el de invierno", ha dicho Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en su discurso  en el Parlamento Europeo sobre el Estado de la Unión 2018 (SOTEU).

La pregunta es: ¿No resulta un tanto apresurada esta propuesta de Juncker?


Alguno dirá que llevamos más de veinte años discutiendo sobre las ventajas y los inconvenientes de adelantar los relojes en marzo y retrasarlos en octubre. En los años 70 y 80 nos vendieron las ventajas, básicamente el ahorro en la factura del petróleo. 


Pero a partir de los años 90 comenzó a hablarse de los inconvenientes ( el ahorro  apenas supone menos del 2,5% de la factura energética) y, sobre todo, de los biorritmos humanos 
( pérdida de sueño, sensación de cansancio, déficit de atención...).

Desde 2001, una directiva europea  obliga a los países de la UE a realizar esos cambios de horario. ¿Qué ha sucedido ahora para que la Comisión trate de dar marcha atrás?






La Comisión Europea puso en marcha una encuesta en el mes de julio en la que han participado 4.600.000 ciudadanos europeos. Casi el 80% de los encuestados se ha mostrado contrario al cambio de hora.

 ¿Por qué resulta apresurada la propuesta de Juncker?


Sencillamente porque la Comisión Europea no puede esgrimir los resultados de un sondeo (en el que, por ejemplo, han participado más de tres millones de alemanes frente a menos de 90.000 españoles) como si de un referéndum se tratase.


Además, el principio de subsidiariedad, presente en los Tratados europeos desde 1992, ya se debió tener en cuenta a la hora de poner en marcha, diez años después, la directiva sobre la hora de verano.  


La propuesta de Juncker hay que entenderla en clave electoral. Por muy lejanas que nos parezcan, apenas faltan ocho meses las elecciones europeas. Pero el temor a un Parlamento Europeo dominado por euroescépticos y eurófobos es ya una pesadilla.


--------------

Noticias relacionadas (publicadas después):
- Los ultras fijan la agenda de la UE
- Las heridas abiertas de Europa
- Consultas ciudadanas para impulsar la UE








lunes, 3 de septiembre de 2018

Viejas prácticas clientelares

Si alguien nos preguntara qué ha cambiado en España durante los últimos 140 años, seguramente responderíamos que casi todo: el automóvil, la radio, el teléfono, la televisión, Internet...

Estos descomunales cambios describen y resumen  que España ha pasado en ese tiempo de una fase Agrícola a una fase Tecnológica (McLuhan).

Sin embargo, ciertos (malos) usos políticos del siglo XIX siguen enquistados en el siglo XXI. Veamos:

Durante la Restauración (1876-1923),  "Una de las vías tradicionales de satisfacción de las clientelas políticas era la colocación de 'amigos o fieles' en puestos de la Administración Pública...una práctica usual, independientemente del color del partido en el gobierno... (con) Sagasta (1881-1884) se produjo  una avalancha de cesantías para dar cabida en el cuerpo de funcionarios a la clientela propia: 570 nuevos nombramientos y ascensos en los dos primeros meses de gobierno" (Jaume Muñoz Jofre, 2016, p.12).



En 2018la lucha contra la corrupción ha sido la bandera de Pedro Sánchez  para desalojar al PP de La Moncloa. Sin embargo,  esas viejas prácticas clientelares continúan, como pone de relieve el reparto de altos cargos de instituciones y empresas públicas entre 'amigos o fieles': "El BOE ya ha publicado 484 decretos de ceses y nombramientos en sus primeros 54 días (de Sánchez)"

¿Algunos ejemplos? Podríamos hablar de AENA, de la CNMC,  de REE, de EFE..., pero tres son los más polémicos:

Óscar  López, exsecretario de organización del PSOE, nombrado presidente de Paradores con un sueldo de 180.000 €. Juan Manuel Serrano, exjefe de gabinete de Sánchez, presidente de Correos con un sueldo de 200.000 €. José Felix Tezanos, exsecretario de Estudios y Programas del PSOE, presidente del CIS.

¿Cuándo seguiremos el ejemplo de otros países europeos como Alemania, Bélgica o Reino Unido en el que los cambios en los ministerios apenas afectan a los altos cargos?

------------- ---------------- -----

Noticias relacionadas (publicadas después):

- Santos Juliá: Corupción española (20-oct.-2018)

La RTVE 'provisional' arrasa con todo: Más de medio centenar de cambios en agosto 

- Fernando Garea propone que el Parlamento elija al presidente de EFE

- PP y Ciudadanos restan credibilidad al CIS: " Es la encuesta del PSOE..."

- Irene Lozano, profecía cumplida

- Sánchez premia a sus fieles con delegaciones de Gobierno

PP y PSOE ultiman un acuerdo para repartirse los puestos en el Poder Judicial en plena crisis de la      Justicia

-Sánchez designa a Pepu Hernánadez  candidato a la alcaldía de Madrid

- Pacto para que el Congreso nombre al presidente de EFE (1-2-2019)