viernes, 7 de julio de 2017

La decisión de Kohl

En "El testamento político definitivo de Kohl", Claudi Pérez resalta el carácter simbólico de las últimas voluntades de Kohl para su funeral: 

Dejó bien claro que deseaba que la ceremonia se desarrollara en la sede del Parlamento Europeo de Estrasburgo, que el féretro fuese cubierto por la bandera europea y, hecho no confirmado, que Merkel no pronunciase un discurso en el acto...

Todo ello, sin duda, para reafirmar su mensaje a favor de la unidad europea y de una Alemania europea.

Cuestiones todas ellas que sin duda habrán levantado ampollas en amplios sectores de la sociedad alemana y a la propia Merkel, que al final sí ha intervenido, "pasando por alto viejas rencillas".

       Funeral europeo de Helmut Kohl en la sede del Parlamento Europeo de Estrasburgo

Estoy de acuerdo en lo básico con el contenido de esta crónica, pero me gustaría añadir una "nota a pie de página" sobre la expresión, repetida hasta tres veces, "funeral de Estado en suelo francés" ya que, en mi opinión no se trata de ninguna de las dos cosas:

Estoy convencido de que Kohl no eligió Estrasburgo para hacer una afrenta a sus paisanos. Ni siquiera a Merkel. 

Para comprender esta decisión de Kohl, hay que tener en cuenta el pasado histórico de Estrasburgo, ciudad fronteriza que durante etapas prolongadas ha estado alternativamente en manos francesas o alemanas, pero sobre todo que, después de la Segunda Guerra Mundial, "Estrasburgo se convirtió en símbolo de la reconciliación francoalemana y, por extensión, europea..."


------------- 
Noticias relacionadas (publicadas después)
- Símbolos de Europa




5 comentarios:

  1. No he querido entrar en la expresión "funeral de Estado" porque me parece un matiz secundario en relación a "suelo francés. Pero sí me gustaría decir que, en otras informaciones la expresión Funeral de estado aparece entrecomillada. Creo que sería más preciso decir "funeral europeo" por dos motivos: Kohl era partidario de la unidad europea en la que los estados deberían pasar a desempeñar un papel secundario y la expresión funeral de Estado...
    En segundo lugar, la UE no es hoy un Estado ( por mucho que algunos lo deseen) y por tanto...
    Creo que el periodista debería recalcar el carácter europeo. Corregidme si me equivoco, pero es el primer funeral europeo de la historia...y ojalá no sea el último!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo te vamos a corregir, si tienes más razón que un santo, querido Emilio. Yo sólo añadiría que Kohl ha ganado otra batalla después de muerto. Bien por él.

      PD: El sistema para demostrar que no eres un robot llega a ser pelín desesperante.

      Eliminar
    2. Pues mira, Fernando, no se me había ocurrido ese símil con el Cid Campeador :)
      A ver si sienta un precedente en unos momentos en que la crisis ha hecho que los símbolos europeos -bandera e himno- sean denostados por muchos. Es hora de reivindicarlos.
      En cuanto al captcha (?) me sucede lo mismocon frecuencia, pero ahora precisamente llevamos una temporadilla en que parece (toco madera) que va mejor.

      Eliminar
  2. Sin duda, tu análisis es muy acertado. Añadiría que estas personas, en su momento relevantes, pasan años de ostracismo hasta que su muerte les impulsa a un merecido lugar. En el caso de Kohl, creo que realmente merecía esa foto que tu has puesto en el 'post'. Buen viaje!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es muy acertado, Blas, pero tengo la impresión de que el periodista se ha "cargado" el testamento de Kohl, al parecer tanminuciosamente elaborado en todos sus detalles, con tanto repetir "en suelo francés". Un corresponsal en Bruselas debería tener más sensibilidad para esos "detalles".
      PD. Si no es mucho preguntar...Qué proyectas visitar en tu próximo viaje?

      Eliminar